lunes, 25 de febrero de 2013

CAMINO NEOCATECUMENAL

25 de Febrero de 2013


Ante todo quiero agradeceros a todos vuestras visitas a este Blog que ha sido creado con una finalidad muy sencilla, acabar con las mentiras que circulan por internet afirmando que el Camino Neocatecumenal es una secta.

Os voy a hablar desde mi experiéncia, soy un chico de 20 años que entró en el Camino hace más de un año. Siempre se me ha educado en la Fe Católica, ya que he crecido en una familia católica practicante, estudié en el Colegio que los Legionarios de Cristo tienen en Barcelona, el Reial Monestir de Santa Isabel.

Para empezar vamos a aclarar algunos pequeños errores que he detectado en páginas atacantes al Camino Neocatecumenal.

Error número 1:

El Camino Neocatecumenal es un Movimiento de la Iglesia.

Error número 2:

El Camino Neocatecumenal es una Secta.

Error número 3:

Los miembros del Camino son forzados a seguir en Él.


Por hoy tan solo trataremos estos tres puntos, ya que son los que me parecen más distorsionantes me parecen. Empezaremos dando una respuesta lógica a estos errores, si el Camino Neocatecumenal fuera un Movimiento de la Iglesia no podría ser al mismo tiempo una Secta.

Si alguno de los redactores de páginas donde se ataca al Camino Neocatecumenal se ha molestado en leer los Estatutos del Camino Neocatecumenal (al final os dejaré el enlace para que podáis ver vosotros mismos los Estatutos del Camino Neocatecumenal) verá en el primer artículo lo siguiente:

1. La naturaleza del Camino Neocatecumenal es definida por S.S. Juan Pablo II cuando escribe: «Reconozco el Camino Neocatecumenal como un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y para los tiempos de hoy». 


JUAN PABLO II, epist. Ogniqualvolta, 30 agosto 1990: AAS 82 (1990) 1515.


De modo que el primer detalle a tener en cuenta es este, el Camino es un itinerario de formación católica y así se refirió a él el Beato Juan Pablo II en su día.

Sobre la acusación de ser una secta, veremos también la respuesta en el segundo artículo de los Estatutos:


2. El Camino Neocatecumenal está al servicio de los Obispos como una modalidad de realización diocesana de la iniciación cristiana y de la educación permanente de la fe, según las indicaciones del Concilio Vaticano II del Magisterio de la Iglesia.


«Restáurese el catecumenado de los adultos, dividido en varias etapas» (CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II, const. Sacrosanctum Concilium, 64); cfr IDEM, decr. Ad Gentes, 13-14.

En cumplimiento de los decretos conciliares, la Sagrada Congregación para el Culto Divino publicó el Ordo Initiationis Christianae Adultorum (OICA). El cap. IV del OICA sugiere la utilización adaptada de la catequesis y de algunos ritos propios del catecumenado para la conversión y maduración en la fe también de los adultos bautizados.

Posteriormente el Magisterio ha insistido varias veces en la conveniencia y urgencia del “catecumenado postbautismal”. Cfr. sobre todo:
- PABLO VI, exhort. apost. Evangelii Nuntiandi, 44: « Es ya evidente que las condiciones actuales hacen cada vez más urgente que la instrucción catequética sea dada en forma de un catecumenado».
- JUAN PABLO II, exhort. apost. Catechesi Tradendæ, 44: «Nuestra preocupación pastoral y misionera... se dirige a quienes, a pesar de haber nacido en un país cristiano, e incluso en un contexto sociológicamente cristiano, nunca han sido educados en su fe y, como adultos, son verdaderos catecúmenos».
- JUAN PABLO II, exhort. apost. Christifideles Laici, 61: «Una ayuda [a la formación de los cristianos] puede ser dada ... por una catequesis postbautismal a modo de catecumenado, que vuelva a proponer algunos elementos del Ritual de la iniciación cristiana de los adultos, destinados a hacer captar y vivir las inmensas y extraordinarias riquezas y responsabilidades del Bautismo recibido».
- Catecismo de la Iglesia Católica, 1231: «Por su naturaleza misma, el Bautismo de los niños exige un catecumenado postbautismal. No se trata sólo de la necesidad de una instrucción posterior al Bautismo, sino del necesario desarrollo de la gracia bautismal en el crecimiento de la persona».
- CONGREGACIÓN PARA EL CLERO, Directorio general para la catequesis, 59: «“El modelo de toda catequesis es el catecumenado bautismal, que es formación específica que conduce al adulto convertido a la profesión de su fe bautismal en la noche pascual”. Esta formación catecumenal ha de inspirar, en sus objetivos y en su dinamismo, a las otras formas de catequesis»; ibidem, 91: «La catequesis postbautismal, sin tener que reproducir miméticamente la configuración del catecumenado bautismal, y reconociendo el carácter de bautizados que tienen los catequizandos, hará bien en inspirarse en esta “escuela preparatoria de la vida cristiana”, dejándose fecundar por sus principales elementos configuradores».

Véase, finalmente: CONGREGACIÓN PARA EL CLERO, Directorio general para la catequesis, 51: «La educación permanente de la fe. En diversas regiones es llamada también “catequesis permanente”. Se dirige a los cristianos iniciados en los elementos básicos, que necesitan alimentar y madurar constantemente su fe a lo largo de toda su vida»; Ibidem, 69: «La educación permanente de la fe es posterior a su educación básica y la supone. Ambas actualizan dos funciones del ministerio de la Palabra, distintas y complementarias, al servicio del proceso permanente de conversión».    


El segundo detalle a tener en cuenta es este, el Camino está al servicio de los Obispos como una modalidad de realización diocesana de la iniciación cristiana y de la educación permanente en la de, según las indicaciones del Concilio Vaticano II del Magisterio de la Iglesia. De ello podemos deducir automáticamente que no es una Secta sino que forma parte de la Iglesia Católica. Con esto, deberíamos de tener suficiente para aclarar los dos primeros errores.

El tercer error tal vez sea el más sencillo de aclarar, donde los miembros están obligados a seguir ahí es en las Sectas no en la Iglesia, y ya hemos aclarado con los dos artículos iniciales de los Estatutos que el Camino Neocatecumenal es Iglesia, no movimiento sino itinerario de formación católica. 

Además cabe añadir otra gran detalle, de una secta es casi imposible salir y, cuando se consigue, nadie vuelve a ella por una razón muy simple:

-  Si te has dado cuenta que estabas en una Secta, quieres salir de ella.
- Sabes las dificultades que has tenido para poder salir de allí, ya sea presiones de los otros miembros de  ella, de parte de los responsables, etc.

¿Qué clase de persona sabiendo que ha estado engañado por una Secta sería capaz de dejarse engañar de nuevo a sabiendas que lo es? Supongo que todos diréis que ninguna. Pues bien, ¿entonces como puede ser que hermanos que han dejado el Camino Neocatecumenal vuelven a él? No hablo de gente que haya estado fuera de él unas semanas, unos meses o incluso un año, hablo de personas que vuelven a él 15 o 20 años después de haberlo abandonado. 

Conozco más de un caso de estos, los cuales me gustaría contaros en próximas ediciones para que veáis  que os aporto datos de cada información que os doy, pero antes deberé pedir que me den su autorización para explicar sus historias. 

Para cualquier comentario que deseéis realizar, podéis contactar conmigo a través de mi correo electrónico josepmariacaminalsaperas@gmail.com y os responderé lo más rápido posible. Se ruega que todos los comentarios se hagan con respeto, especialmente de aquellos que sean Cristianos a quienes pido que no olviden el Mandamiento que Cristo nos dejo: "Amaos los unos a los otros como Yo os he amado" (Jn 13, 34). 


Josep Maria Caminal Saperas


Bibliografias usadas:

Estatutos del Camino Neocatecumenal: http://www.camminoneocatecumenale.it/public/file/es_estatuto%20del%20Camino%20Neocatecumenal%202002.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada